Objetivo educativo:
Cambia


Entre los cursos 2019-20 y 2021-22 trabajaremos un mismo objetivo educativo: "Crecer como personas autónomas, creativas y comprometidas".

Este curso 2021-22 lo haremos a partir del lema "Cambia", que se suma al "Cree" y "Crea", de cursos anteriores.

 

Lema curso 2021-2022: Cambia

- ¿Cómo cambia una persona autónoma?

Asumiendo la responsabilidad individual y en relación con otros, cooperando, porque autónomo no quiere decir solo o sin tener en cuenta a los demás. Con la valentía de implicar a otros en el cambio. Siendo libre para dar razones de los argumentos personales.

Con la responsabilidad que le lleva a elaborar respuestas propias a las que se llega a través de la reflexión y el análisis para orientar sus decisiones. Con la valentía de quien transforma los problemas en oportunidades y asume el riesgo de llevar a cabo aquello en lo que cree.

 

- ¿Cómo cambia una persona comprometida?

Siendo sensible a todo lo creado, en especial, a las situaciones de injusticia y dolor. Buscando siempre, con el cambio, el bien del otro.

En el contexto cercano y sin perder la visión global. Consciente de que no solo está para vivir en el mundo, sino para cambiarlo, de que sus actos y hábitos influyen en las personas que le rodean, en el mundo y en sus estructuras, y que estos afectan al bien de los demás.

Aventurándose a mejorar la realidad de los demás, no conformándose con lo que es injusto y denunciando todo lo que debilita la vida.

 

- ¿Cómo cambia una persona creativa?

Capta el sentido profundo de las cosas, considera la riqueza y complejidad de la realidad como oportunidades. Con una mirada distinta a la realidad que hace posible el cambio.

Se arriesga, desarrolla habilidades de pensamiento creativo, es decir, maneras de abordar el mundo. Con una mirada que le permite encontrar una posibilidad nueva y perseverar en ella, que a priori nada es imposible.

 

 

DESDE UNA LECTURA CREYENTE

“Jesús de Nazaret nos llama a mirar la realidad con los ojos de Dios para descubrir todas sus posibilidades y los lugares de dolor e injusticia que nos afectan y comprometen. Nos envía a cambiar la realidad con valentía, igual que él lo hizo, a transformarla, discerniendo la mejor respuesta para que sea posible el proyecto que Dios tiene para ella. Jesús nos enseña que nuestros “imposibles” pueden ser los “posibles” de Dios.”


 

X